Analizando las depiladoras philips con luz pulsada

Ciertas depiladoras philips con luz pulsada incluyen certificación dermatológica, que, si bien encarece el producto, es un añadido que vale la pena considerar para estar más seguros, debido a que algunos modelos pueden llegar a lastimar la piel, y saldría más costosa la visita médica.

Siempre hay que revisar la potencia de la depiladora eléctrica que adquieras. Esto te permitirá hacerte un concepto de la capacidad de corte. Comunmente , a partir de los 2000W es más que bastante. Normalmente , las depiladoras eléctricas tiene alguna vida útil basándonos en el motor (o en las bombillas, en caso de que sea láser). Los motores sin escobillas proponen mayor durabilidad y menor estruendos , mientras que la durabilidad de las bombillas se puede medir en base a la cantidad de veces que ilumina.

Las cuchillas siempre deben ser de acero inoxidable para evadir la corrosión, y hay que estar alerta a si trabajan con crema para afeitar. Los cabezales de precisión son idóneos para no lastimar nuestra piel y atacar las áreas que necesitan de un trabajo mucho más exacto. Si optas por rasuradoras IPL o láser, las depiladoras philips con luz pulsada necesitan de los cabezales de precisión de forma obligatoria. Esto, porque pese a lo que sea que te digan , estas máquinas en algunas ocasiones no retiran el 100% del pelo , y eso hay que a la carencia de precisión o perseverancia.

Las IPL tienen una pequeña desventaja, y es que funcionan bien en pelo castaño, negro y rubio claro. Sin embargo , con pelo pelirrojo, rubio profundo gris o bien blanco, la cosa cambia totalmente , y la tarea es considerablemente más difícil , por no decir que irrealizable. Recuerda que , si eres pelirrojo, muy rubio, tienes el pelo gris o blanco, no podrás usar terapia IPL. Tendrás que acudir a una salón de depilación, o , por contra , simplemente decantarse por láser casero. Claro está, que igual podría ser bien difícil retirar el vello.