Analizando las depiladoras lija

En relación a qué tipo de depiladora escoger , en la actualidad hay muchas elecciones. Bien sea que quieras desechables , eléctricas, a baterías… Cuando menos , las desechables , si bien sean viejas , tienen exactamente el mismo problema de las antiguas , y es el recurrente martirio de seguir depilándose para quitarse los vellos.

Las depiladoras desechables son baratas , pero no ayudan al medio ambiente. Por eso , deberías considerar siempre tu adquisición antes de elegir estos modelos antiguos. Siempre va a haber que guiarse por el tipo de pelo que se desea cortar. Por ejemplo , el vello liso es mucho más simple de cortar , con lo que inclusive , las depiladoras lija circulares va bien. En cambio, los vellos irregulares, curvos o bien similares , se pueden llegar a enroscar en la máquina causando mal.

Ciertas depiladoras lija incluyen certificación dermatológica, que, si bien encarece el producto, es un añadido que merece considerar para estar más seguros, puesto que ciertos modelos pueden llegar a lastimar la piel, y saldría más costosa la visita médica.

Las depiladoras lija recurrentes , requieren de una limpieza recurrente , ya que las cuchillas tienden a llenarse de pelo de a poco hasta el momento en que los mecanismos se obstruyen. Para evadir que el cabezal se eche a perder, tendremos que decantarse por cabezales lavables, que es la forma más simple. Además , esto evitará infecciones y puede llegar a ser más sencillo si permite ponerla al chorro de agua de manera directa.